THE BARCLAYS, Sergio García lídera en solitario en un Bethpage Black calificado de “injugable”

Importantísimo paso adelante hacia la victoria el que dio Sergio García ayer sábado en el The Barclays en un campo que fue el protagonista del día. Partiendo empatado en cabeza como colíder junto a Nick Watney, consiguió hacer un meritorio 69 (-2) que le sitúa con -10 total y le da dos golpes de ventaja en Bethpage Black. El recorrido se cobró un buen número de víctimas durante la jornada de movimiento y poco tiene que ver ya con el escenario donde la primera jornada se llegó a hacer 64 golpes Padraig Harrington.

Aunque Kevin Stadler jugando por la mañana se las apañó para hacer un sublime 65 (-6), en el turno de tarde la sangría fue importante. Los tripateos estuvieron a la orden del día debido a la dureza de los greenes. Para muestra, un botón, con Tiger Woods haciendo cuatro greenes a tres putts por primera vez en su carrera en el PGA Tour. Parar la bola en green llegó a ser un milagro en algunos casos como en el 17. Ni con hierro 7 en algunos casos.

Ian Poulter llegó a decir en su twitter que la preparación que se había hecho del recorrido negro de Bethpage para esta tercera jornada había sido “la peor en 13 años” que lleva en el Tour. Añadía que según su opinión “han arruinado un gran campo” y llegó a hablar de “posiciones de bandera estúpidas” en las que había visto “a dos de los mejores pateadores del mundo hacer cuatro putts”. Con un 76 en el sábado, el inglés podía ser sospechoso de hablar influenciado por su resultado, pero Luke Donald y Brandt Snedeker, habiendo hecho 69 y 68 golpes respectivamente, se alzaban como voces más autorizadas.

Donald usó para hablar de lo absurdo que estaba el campo el ejemplo del hierro 7 de Tiger en el 17 que siendo de lo mejor que se vio en este par 3, acabó a 10 metros de bandera. Snedeker, al igual que un número considerable de jugadores y caddies, llegó a usar la palabra “injugables” para referirse a los greenes. Con este escenario, imaginen por lo tanto el mérito que hay que dar a la vuelta de 69 golpes de un Sergio García. El español comentó que esta tercera jornada se había jugado en los greenes más rápidos que él recuerda.

Deja un comentario