TENERIFE OPEN DE ESPAÑA

Expectación continua y duradera

La segunda jornada en el Open Femenino empezó con mucha fuerza, pero según pasaban las horas se instalaba la normalidad. La inglesa Laura Davies salía al campo como una moto a primera hora de la mañana y en la primera vuelta veíamos que se salía del campo, luego se ha normalizado su juego y ha finalizado con -5.

Una hora después de la inglesa salía al campo la francesa Celine Palomar y han empezado a saltar un poco las alarmas, seis birdies y un bogey entregados en su tarjeta, cambiaban la cabeza de la clasificación y todos hemos visto como una desconocida se alzaba hasta la primera posición empatada con la alemana Caroline Mason, bastante más conocida.

La española Carlota Ciganda terminaba su ronda con -3 y se marchaba con sus palos a seguir entrenando porque, y aunque ella es una gran trabajadora, hasta aquí ha venido dentro del séquito de los Ciganda su entrenador de toda la vida, Rogelio. Persona que lleva con ella desde sus comienzos y que la jugadora en ningún momento ha querido sacar de su vida, ni profesional ni personal. Rogelio  está muy orgulloso de su pupila y ha volado hasta Tenerife para darle los ánimos que siempre se necesitan en estos grandes torneos.

De las cinco canarias que participaron en el Tenerife Open en un principio, sólo permanece en la competición Sara Beautell, ya que tanto su hermana María, como Emma Cabrera, Lucía Cortezo y Lara Hernández no han superado el corte establecido en el puesto 60 y empatados.

 

Deja un comentario