Rory McIlroy, número uno del golf mundial en la actualidad, a la empresa deportiva más grande de Estados Unidos

rory102312

Luego de la confirmación del contrato que ligará a Rory McIlroy, número uno del golf mundial en la actualidad, a la empresa deportiva más grande de Estados Unidos, Nike, en uno de los contratos  que más dinero involucra para las partes, bordeando los 25 millones de dólares por año, ha surgido la duda de si esto traerá o no consecuencias en el juego del norirlandés, junto con la real convenciencia de este tipo de contratos para los jugadores y las empresas.

Según la información entregada, Rory ya estaba practicando con palos y pelotas de la marca desde el año pasado, cuando apareció el rumor de que podría ser la nueva cara de Nike Golf, acompañando en este puesto a su mayor rival en la actualidad, Tiger Woods.

Pero no le ha sido fácil, el juego cambia, las condiciones entre una marca y otra también, por lo que recién la próxima semana en Dubai podremos saber cómo el mejor jugador del mundo hoy por hoy se acopla a su nueva implementación deportiva.

Por ejemplo, el mismo Tiger tuvo muchos problemas a la hora de firmar su primer contrato con la marca de la pipa, un año después de su aparición en el golf profesional, en 1997, cuando firmó un contrato de 60 millones de dólares con Nike y Titleist.

Sólo tres años después, y en una renovación especial, Woods dejaría de lado las pelotas Titlest para ocupar de manera integra el equipamiento de Nike Golf en 2002, cuando también cambió su bolsa de palos a esa marca, aunque no dejó de utilizar un putter especial Scotty Cameron hasta el 2010.

Otro de los que sorprendió con contratos millonarios fue Phil Mickelson, quien se convirtió en uno de los deportistas mejor pagados del momento en 2004, cuando firmó un extenso contrato con Callaway, marca que lo acompaña desde 2004.

Pero Mickelson también se ha visto en polémicas por el uso de palos que no corresponden a su patrocinador. En el WGC HSBC-Champions 2012, apareció con una madera 3 distinta a las de la marca californiana.

Días después, uno de los directivos de Callaway admitió que la madera 3 ocupada por Phil en aquel torneo era nada más y nada menos que un palo TaylorMade, para el que el jugador habría pedido un permiso especial ya que no se sentía cómodo con los de su auspiciador. De todas formas, destacó que no se viera el logo de TaylorMade en cámara, ya que Mickelson había pintado el palo de negro entero, además de cambiar la varilla y la inclinación del mismo.

Con respecto a los latinos, uno que hizo noticia al cambiar de marca fue el colombiano Camilo Villegas, quien a inicios de 2011 terminó su contrato con Cobra, subsidiaria de Puma en el mundo del golf, para pasar a ser uno de los nuevos jugadores de TaylorMade.

Incluso, el anuncio del nuevo patrocinio trajo severos problemas para el nacido en Medellín, ya que la marca confirmó a la prensa el fichaje cuando Villegas todavía tenía contrato vigente con la competencia, trayendo a colación una vez más la larga disputa entre Puma y Adidas.

De hecho, según los entendidos en la materia, éste sería uno de los cambios que lo habría llevado a la debacle vivida el pasado 2012, ya que el ganador del The Honda Classic 2010 nunca pudo acostumbrarse a su nueva equipación.

Deja un comentario