Rory McIlroy logra su tercer Major

Rory McIlroy.

El abrazo con su madre en el hoyo 18 lo dice todo. Rory McIlroy ha sufrido en la última jornada a pesar de sus seis golpes de ventaja. El aliento de Rickie Fowler y Sergio García ha sido un ingrato compañero de viaje durante todo el día, y el norirlandés respiraba tranquilo al terminar y ver que si, que había logrado su tercer Major, que ya tenía la Jarra de Clarete. Un abrazo con su madre tras los saludos de rigor le hizo sonreír ya sin la presión de una tensa jornada.

Todo parecía escrito en el Royal Liverpool después del recital de McIlroy los tres primeros días y se hablaba de los posibles récords del campeón que ya había ganado el Us Open y el PGA con una ventaja de ocho golpes. Sin embargo, el domingo no ha faltado emoción y los seis golpes de ventaja que tenía el norirlandés se fueron esfumando impidiendo respirar tranquilidad al líder. Ricki Fowler, acompañando a McIlroy, y sobre todo Sergio García, han terminado a dos golpes y pidiendo algunos hoyos más para dar caza al líder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *