Rafael Cabrera-Bello se ha ganado con méritos propios el poder soñar con cualquier meta que se proponga

Rafael Cabrera-Bello se ha ganado con méritos propios el poder soñar con cualquier meta que se proponga. Los buenos resultados y el excelente nivel demostrado por el jugador grancanario en 2012, pese a su juventud, despiertan el interés del público y los medios de comunicación allá donde juegue. Mirando siempre a la zona alta de las clasificaciones sea en el campo que sea y ante cualquier rival.

Por ello, que vuelva a conquistar el Dubái Desert Classic como hiciera el año pasado no sorprendería a nadie, pues Cabrera-Bello sigue demostrando en 2013 que no es casualidad su buen estado de forma. Y como aseguró en su discurso al recibir la Medalla de Oro al Mérito en Golf de la Federación Canaria, a principios de enero, “seguiré trabajando duro para igualar y superar los logros conseguidos hasta ahora, pues creo que todavía tengo mucho camino por delante y muchos éxitos que conseguir”.

A priori, ostentar el título de campeón y ser el rival a batir ya le supone partir como uno de los favoritos en la tercera cita de la llamada Gira del Desierto, que arranca la próxima semana. Además, se trata de un torneo el Dubái Desert Classic, que tradicionalmente se le ha dado bien a los representantes españoles en los últimos años. Además de la mencionada victoria de Cabrera-Bello (2012), también hicieron lo propio Álvaro Quirós en 2011 y Miguel Ángel Jiménez 2010.

Así las cosas, en Dubái ya ultiman los detalles de esta cita en la que el grancanario podría sumar su primer título del año y unir su nombre al de Jamie Donaldson, Scott Jamieson, Charl Schwartzel y Louis Oosthuizen, los otros cuatro jugadores que han conquistado este año las pruebas del European Tour que se han disputado hasta la fecha.

Deja un comentario