rafariogolfjueves_opt

Rafael Cabrera-Bello, a cuatro golpes de la deseada medalla tras la tercera ronda en Río

Difícil, pero no imposible. A falta de 18 hoyos, Rafael Cabrera-Bello es la principal baza española para conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Siete golpes le separan del oro y cuatro del bronce en el Campo Olímpico de Reserva de Marapendi, que este domingo debe ser un recinto mágico para el canario.

Rafael Cabrera-Bello y Sergio García protagonizaron vueltas complicadas en esta tercera jornada de juego en Río. El insular, una vez más, se repuso de un inicio gris, mientras que el castellonense se impulsó con una fantástica remontada que se quebró en los hoyos 13 y 14.

La vuelta de Rafael Cabrera-Bello fue una montaña rusa de la que salió perjudicado. Esta vez no se pudo aferrar a los tres birdies consecutivos que habían endulzado sus dos rondas anteriores. Un doble bogey en el hoyo 4 le puso a remar, tal y como ocurriese el viernes, si bien entonces fue un triple bogey en el hoyo 3 lo que nubló su inicio.

Desde ese momento, el canario compaginó birdies y bogeys para acabar al par, un resultado insuficiente para sumarse al trío de cabeza pero válido para creer en la remontada este domingo.

El hecho de compartir partido con Justin Rose, un jugador al que le salió todo hoy –incluidos dos eagles que le han llevado al liderato–, tampoco ayudó a un Rafael Cabrera-Bello que volvió a tener garra y serenidad suficiente para contener la hemorragia en los momentos delicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *