Rafa Cabrera Bello se siente a gusto en Dubai. Calor, sol, océano, golf. Respira y huele a Canarias.

rafacabrerablogdubai_opt

Rafa Cabrera Bello se siente a gusto en Dubai. Calor, sol, océano, golf. Respira y huele a Canarias. Además, sus recuerdos del emirato son muy buenos. Qué mejor sitio, pues, para marcarse un último desafío para 2013.  El jugador de Las Palmas lo tiene claro. “Tengo alguna opción de meterme entre los 30 primeros y así poder jugar el Open Championship en 2014, pero es difícil, necesito un top 4, así que realmente el objetivo que me marco es estar embelesado los cuatro días. Eso es lo único que me ha faltado este año, rematar, y si fuera esta semana en Dubai, genial. Ese es el reto”, afirma. Rafa ya estuvo embelesado en Dubai los cuatro días. Fue hace algo más de un año y le sirvió para conquistar el Dessert Classic. Se metió en el bolsillo el trofeo que cerraba la gira de desierto en 2012. Ahora, el objetivo es cautivar los sentidos de la otra ‘chica’ de Dubai, el Earth Course de Jumeirah, la gran final. Está jugando bien y no descarta nada. Además de este objetivo concreto, durante la charla a pie de putting green, Rafa nos cuenta otras cosas sabrosas: una inoportuna gripe que sufrió en Turquía, la enorme ilusión que le hace la Copa del Mundo que disputa la próxima semana en Australia junto a Miguel Ángel Jiménez, un nuevo patrocinador que ha aparecido en su manga derecha y, por supuesto, nos confirma que Bali le sigue tratando muy bien…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *