Rafa asegura el WGC Match Play y ya puede soñar con la Ryder.

Rafa Cabrera Bello, en la jornada final del WGC Cadillac. © Golffile | Fran Caffrey

Rafael Cabrera Bello ha conseguido un suculento botín tras su paso por el WGC Cadillac, puesto que de entrada se ha colocado como Número 53º del ranking mundial, asegurándose su presencia en el Dell Match Play, segundo campeonato del mundo del año que se disputará en tres semanas y en el que entran los primeros 64 del mundo. El plazo para entrar se cierra el próximo lunes, así que no hay margen para que el canario pueda perder su sitio. Además, hoy puede decirse que el sueño de la Ryder no es una quimera para Rafa. Ahora mismo se ha quedado a cuatro puntos de Chris Wood, que en estos momentos cierra la nómina de clasificados a través de la World Points List. Lo que no significa que vaya a tenerlo sencillo o que el objetivo esté cerca. De entrada, sería de lo más conveniente que siguiera asegurando su presencia en las grandes citas para poder defender con más garantías sus opciones. Ya está metido en el campeonato del mundo match play y será allí donde también se juegue su última oportunidad de asaltar el top-50 mundial y entrar en el Masters. Otro objetivo del español bien podría ser superar ese Número 43 del mundo que llegó a ser en agosto de 2012, su techo hasta el momento. En todo caso, hay que pensar que Rafa comenzaba el año en el puesto 114 del mundo y que su remontada supera ya las sesenta posiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *