McIlroy necesita ganar para sacar a Woods de la cima del ranking mundial

mcilroy2-594x292

Tiger Woods regresó al primer lugar del ranking mundial de golf gracias a su triunfo en el Arnold Palmer Invitational el lunes en Bay Hill. Sin embargo, este logro podría ser efímero si su máximo rival logra levantar la corona el domingo en el Shell Houston Open.

Por su parte, Rory McIlroy descendió al segundo puesto del listado tras acumular 40 semanas como líder absoluto. Un inestable inicio de campaña abrió la puerta para que Woods lo superara, aunque una victoria en Texas podría aliviar todas las penas para el norirlandés.

“Mi deseo es regresar a los primeros lugares de los torneos y luchar por los títulos”, manifestó el norirlandés, quien apenas registra un Top 10 en cuatro eventos disputados en 2013. “Creo que esta será una buena semana para intentar volver a la pelea por la punta el día domingo. Estoy muy enfocado y con ganas de jugar bien”.

La tarea no será fácil, con el sudafricano Louis Oosthuizen y los estadounidenses Phil Mickelson, Brandt Snedeker y Steve Stricker dentro del field en el Redstone Golf Club. De todas maneras, McIlroy está más preocupado de jugar bien que de recuperar el número uno del mundo.

“Esto me saca un poco de presión antes de Augusta. Pensé que llegaría al Masters con toda la atención de los medios, pero afortunadamente todo será más normal con el foco en Tiger”, reflexionó el campeón del PGA Championship 2012.

Woods y McIlroy intercambiaron mensajes de texto tras la victoria del estadounidense en Bay Hill. El nuevo número uno del mundo le pidió a su nuevo compañero en Nike Golf que ganara en Texas para aliviarle la carga de llegar a Augusta como el favorito absoluto.

“Tiger ha sido el mejor jugador durante los últimos 15 años y creo que es muy bueno para el golf que esté jugando bien. Por ahora sólo espero poder competir de igual a igual contra él”, señaló el norirlandés.

La semana pasada McIlroy decidió no jugar en Bay Hill para acompañar a su novia, la tenista Caroline Wozniacki, mientras la danesa competía en el Sony Open Tennis en Miami. Aquello no impidió que el norirlandés aprovechara su tiempo libre para practicar en una cancha municipal en esa ciudad, como una persona común y corriente.

”Vengo de terminar octavo en Doral (WGC-Cadillac Championship), donde jugué muy bien el fin de semana. Le estoy pegando a la bola cada vez mejor y con más confianza. Voy por el camino correcto”, concluyó.

Deja un comentario