LPGA, Sigue el dominio coreano

Hay una ley no escrita que habla de la necesidad de jugar bajo par la última jornada de un campeonato para salir vencedor. No siempre se cumple, pero en la mayoría de circuitos profesionales se repite semana a semana. De poco importó el idilio que mantiene Na Yeon Choi con el Kuala Lumpur Golf & Country Club, donde ganó el Sime Darby LPGA Malasya la temporada pasada y lideraba durante los últimos días. No fueron suficientes su promedio de seis birdies por vuelta ni su exasperante precisión de tee a green, porque llegó al domingo como líder y realizó 71 golpes, abriendo la puerta del triunfo a sus rivales.

La surcoreana mantuvo el liderato gran parte de la jornada, aguantando su ventaja al finalizar los nueve primeros hoyos. Algo debió cambiar entonces. Puede que fuera la presión o la insistencia con la que buscaba el triunfo su principal rival, Inbee Park, pero el final del recorrido que estaba acostumbrado a jugar Choi fue completamente distinto al de días anteriores. Siete pares del hoyo 10 al 16 mantuvieron sus opciones pero en el 17 su bola se quedó injugable en el bunker y cometió un doble bogey, el primero de la semana. Aquel error resultó definitivo.

Resulta imposible superar a la actual Inbee Park con este tipo de finales. La que fuera ganadora delU.S. Open en el año 2008 se reencontró con la victoria esta temporada en el Evian Masters y, desde entonces, parece haber encontrado el método para luchar cada semana por la victoria. Además del triunfo en Francia, lleva la friolera de diez top 10 consecutivos; cuatro de ellos son segundas posiciones. Durante los últimos años ya hemos visto que se trataba de una jugadora muy regular, que apenas fallaba cortes, pero el despliegue que ha llevado a cabo desde el verano, unido a sus dos victorias, la hacen una jugadora temible en estos momentos. Park firmó 67 golpes para superar a Choi y ganar el Sime Darby LPGA Malasya.

Seis birdies en sus primeros catorce hoyos del día fueron suficientes para trasladar la presión a los hombros de Choi, que como indicamos, cometió su único doble bogey de la semana en el 17. La habitual remplaza con la que juega Park también se vio afectada por este duelo directo en el partido estelar, y cometió dos bogeys en los últimos dos hoyos del recorrido. No resultaron relevantes. Se trataba de cerrar el torneo y jugó con sus posibilidades con éxito. “Estoy muy feliz”, declaró la ganadora. “He jugado por segunda vez este torneo y es la primera vez que gano dos veces en una temporada, por lo que estoy muy orgullosa de mí misma. Creo que mi golf ha mejorado en todos los aspectos: pegar a la bola, chipear, patear… todo es mejor. He trabajado muy duro en mi swing y he pegado a la bola muy sólido durante todo el año. Y claro, tengo más oportunidades de birdie”.

Con esta victoria la surcoreana no solo pasa a liderar la lista de ganancias del LPGA Tour, sino que asciende del número 4 al 2 del Rolex Ranking. Pero para comprender bien la magnitud de lo que ha logrado durante los últimos meses, merece la pena echar un vistazo a sus resultados en los últimos diez torneos del año (ha disputado un total de 18).

Wegmans LPGA Championship: novena
Manulife Financial LPGA Classic: segunda
Walmart NW Arkansas Championship: cuarta
U.S. Women’s Open: novena
Evian Masters: primera
Jamie Farr Toledo Classic: tercera
Safeway Classic: segunda
CN Canadian Women’s Open: segunda
Ricoh Women’s British Open: segunda
Sime Darby LPGA Malasya: primera

Deja un comentario