Las críticas del mundo del golf al cambio del trazado de la Old Course de Saint Andrews

cosl02-st-andrews

Luego de la aprobación del uso del putter largo, la mayor polémica del final de la temporada ha venido de la mano con el anuncio de la realización de modificaciones en la mítica Old Coursede Royal and Ancient Golf Club of Saint Andrews, para aumentar la dificultad del recorrido de cara al Open Championship de 2015.

Este tradicional circuito casi no ha tenido cambios en su historia, especialmente desde 1863, cuando tomó la configuración actual de 18 hoyos, número que ha pasado a ser el estándar a nivel mundial en este deporte, por lo que el anuncio de refacciones a la pista ha sido criticado duramente por algunos jugadores.

“Si hacen cambios en la Old Course de St. Andrews, están locos. La cancha es excelente, por lo que recomendaría dejar el score ganador en manos de la madre naturaleza”, escribió el inglés Ian Poulter en su cuenta de Twitter, mostrándose contrario a los postulados de las autoridades europeas.

Según los regentes del St. Andrews Links Trustees and Links Management Committee, dueños del campo, los cambios que se realizarán afectarán a los hoyos 2, 3, 4, 6, 7, 9, 11, 15 y 17, con la inclusión y exclusión de bunkers, redistribución de las inclinaciones de las pendientes y cortes de pasto para que el juego gane dificultad y emoción.

Peter Dawson, director ejecutivo de la R & A, aseguró que “el Comité de la prueba sentía que había una oportunidad para endurecer la dificultad en algunos lugares para asegurarse de que el circuito sigue siendo tan difícil como siempre para los profesionales”.

Uno que respondió a esto fue Tiger Woods, quien ha ganado en dos ocasiones en aquella cancha, a la cual considera su favorita del tour mundial. “Creo que el hoyo 17 ya es difícil en estos momentos. No creo que sea necesario hacer que el bunker sea más profundo y más grande. Al parecer a ellos (la R&A) les gusta hacer muchos cambios en ese hoyo, que para mí es el más complicado de la cancha”.

Todos los cambios postulados al terreno están a cargo del arquitecto Martin Hawtree, quien ya ha diseñado otros campos en Gran Bretaña y Canadá. Y este último cuenta con el apoyo de otros exponentes, como Jack Nicklaus, quien afirmó que “los cambios estipulados no van a cambiar la naturaleza del curso”.

Los cambios deberán estar finalizados en 2014, un año antes de la nueva realización del Open en Escocia, un momento esperado por los jugadores y las autoridades, los cuales pondrán a prueba el nuevo trazado recién en 2015. Pero falta bastante para eso.

Chicho Peñate

 

Deja un comentario