La PGA y el R&A le cortan la cabeza a los híbridos

La PGA y el R&A le cortan la cabeza a los híbridos

La guerra está servida entre los organismos rectores del golf mundial, PGA y R&A- y los fabricantes de palos. Si hace unos años algunos modelos de drivers fueron prohibidos y hace sólo un mes se decidió prohibir también el uso de los apoyos en el cuerpo de los putts escoba y Belly Putters ahora son los híbridos los que ven peligrar su futuro y de que manera. A partir de junio de 2013 su uso estará prohibido entre los profesionales y en enero de 2014 para los amateurs.

La medida no ha sorprendido a nadie después de que desde la PGA y el R&A se haya decidido la prohibición definitiva de usar este tipo de palos en torneos profesionales y amateurs. La razón es bien sencilla: volver a las primeras sensaciones de un deporte que con los avances tecnológicos en cuanto a palos y bolas, sobre todo, estaba perdiendo sus raices más auténticas.

«Los campos, argumentan  desde la PGA, se estaban quedando muy cortos y no es viable que recorridos con más de 6.500 metros queden a expensas y casi en ridículo ante pegadores que son capaces de lanzar su bola con el driver a más de 300 metros de media.

La solución es clara, según ellos. «Los drivers no se pueden limitar más, eso está claro, pero si este tipo de palos como los híbridos que son herramientas creadas, única y exclusivamente, para dar al jugador mayor distancia y seguridad en sus golpes». «Antes, con los hierros 1, 2 ó 3, hacer mucha distancia era muy complicado ya que este tipo de hierros eran muy difíciles. Lo que queremos es volver a ese tipo de juego donde se premia la versatilidad y el esfuerzo», aseguran desde el R&A.

Las marcas de palos y multinacionales del sector no están muy por la labor y ya han elevado sus críticas ante la medida, aunque la mayoría de ellas ya han empezado a construir los nuevos modelos de hierros 1, 2 y 3 que muy pronto estarán en el mercado.

Con esta medida, tanto la PGA como el R&A esperan que, sobre todo en los resultados de los grandes torneos profesionales, los marcadores se reduzcan drásticamente. «Ya no vamos a ver ganar un Major como el Open Championship o el Masters con 14 o 15 bajo par. Con la medida de los Belly Putters y ahora con los híbridos, esto va a ser una escabechina».

Por su parte, varios colectivos de jugadores amateurs, tanto en Estados Unidos como en Europa, ha comenzado a elevar sus protestas ya que a ambos lados del Atlántico consideran que «volver a jugar como lo hacían antes y sustituir sus híbridos por hierros, 1, 2 y 3 será muy perjudicial para su juego».

En todo caso la medida ya está tomada y a partir de 2014 nadie podrá jugar unos palos que tienen fecha de caducidad y que ya sólo podremos ver en los museos y en los garajes de nuestras casas.

Deja un comentario