ENTRE EL EQUILIBRIO DE TIGER Y LA ETIQUETA DE MCILROY

Tiger Woods y Rory McIlroy. El gran duelo de este Masters de Augusta. El Número Uno está feliz. El Número Dos aparece relajado. Tiger bromea con los periodistas. Rory saca su mejor capote.

Uno está convencido. El otro, cauto. Son dos maneras diferentes de acercarse al primer grande de la temporada. Woods es el rey de la selva. McIlroy es un lobo con piel de cordero. La batalla psicológica comenzó ayer y los dos empataron el asalto. Cada uno lanzó el mensaje que le interesaba.

Tiger anda feliz, despreocupado, contento de que todas las miradas se centren en su figura. Le gusta el papel de favorito. Le hace más fuerte. Ayer sonrió más que nunca con los periodistas. «Diría que atravieso por un momento de equilibrio y estabilidad emocional. Esa es la clave. Me encanta esta sensación», aseguró casi con un tono zen.

Woods sabe que es el gran favorito y no retira la mirada. «Mi gran objetivo es llegar a los 19 majors y batir el récord de Nicklaus y sigo pensando que voy por buen camino. Aún me quedan muchos por jugar, apenas estoy en la mitad de mi carrera», señaló presumiendo de 37 años.

McIlroy, por su parte, lanzó el mensaje opuesto. Si alguien plantea el Masters como un duelo abierto entre él y Tiger que vaya cambiando de idea. El norirlandés devuelve encantado la etiqueta de gran rival de Woods. «Cómo voy a ser el rival de Tiger. Si él lleva 77 victorias en el PGA Tour y 14 majors y yo sólo he ganado dos. Sería una falta de respeto hacia él por mi parte», explica.

Dicho esto, Rory reconoce que se ha reencontrado con las mejores sensaciones tras el segundo puesto en el Valero Texas Open. «Todo empezó a cambiar en Doral. Ahí al fin hizo algo clic. Es cierto que lo he pasado mal durante un tiempo, pero ha sido algo similar a lo que me ocurrió antes de ganar el PGA Championship. Lo que más me molesta es que se haya vuelto a repetir y haya tardado tanto en encontrar la solución», señaló. ¿Es o no es un lobo con piel de cordero?

Cada uno aportó sus claves para esta semana. Siendo quienes son conviene escucharlos. Tiger asegura que lo fundamental será el putt. «Si quieres ganar en Augusta tienes que meter muchos putts. Concretamente, tienen que embocar prácticamente todos los que son de tres metros hacia abajo. Sólo conozco a un jugador capaz de ganar torneos sin meter putts y es Vijay Singh. Para hacer esto no te queda otra que coger muchos greenes», apunta.

McIlroy, por su parte, anuncia que cambiará de estrategia respecto a los años antreriores. «Seré más conservador desde el tee. Voy a utilizar menos el drive. Esto no quiere decir que no sea agresivo, pero sí que voy a darle más importancia a tener la bola en calle que a la distancia. Estoy jugando muy bien con los hierros, así que tampoco va a cambiar mucho que tenga un hierro 8 o un hierro 6 en la mano. Sin embargo, lo más importante será poner la bola en juego», señala.

ALEJANDRO RODRÍGUEZ

Deja un comentario