Enseñanza

Tres ejercicios sencillos en el entrenamiento con el ‘putter’

1 – El juego del reloj:

Colocaremos 6 u 8 bolas alrededor del agujero, formando un círculo (foto) a una distancia de entre metro y metro y medio. Esta es la distancia crucial, que no podemos fallar pero que debemos de dominar. Se trata, pues, de embocar las 6 u 8 bolas, una detrás de la otra. En el momento de fallar una de ellas, volveremos a comenzar.

2 – La portería del putt:

Colocaremos tres palos sobre el ‘green’ y alrededor del hoyo, simulando el rectángulo de una portería. Desde una distancia de 3 o 4 metros, golpearemos tres bolas con el objetivo principal de embocar, y cuando menos que la bola quede dentro del área de la portería que hemos formado con los tres palos. Estas también puntúan para nuestro juego.

3 – El ‘tee’ clavado:

Lo usamos para obtener un mayor control sobre la fuerza en los ‘putts’. Pincharemos un ‘tee’ en el interior del hoyo en el lado opuesto al lugar por donde entra la bola. Trataremos de que nuestra bola golpee contra ese ‘tee’ y caiga en el hoyo.