El Open Championship acabará el lunes

Rafa Cabrera: Me he desangrado un poquito

Mucho tiene que soplar para que se suspenda un torneo por culpa de la acción del viento. Mucho más todavía si lo que se está jugando es un British Open. Pero así ha sido. La reanudación de la segunda jornada en el Old course ha sido un visto y no visto. Tras el pistoletazo a las siete de la mañana el juego era de nuevo suspendido 32 minutos más tarde por culpa del viento. ¿De verdad estaba soplando tanto como para suspender? Pues soplar, soplaba con fuerza, y la prueba es que el partido de Sergio García, Lee Westwood y Patrick Reed ha tardado más de media hora en terminar el hoyo 15 y llegar hasta el green del 16. Sin embargo…

Las condiciones eran muy complicadas para los jugadores, pero de ahí a suspender va un trecho y, objetivamente, caminando por el campo o en los alrededores, no se tenía la sensación de que el juego pudiera ser suspendido. Hay que matizarlo todo, porque es una situación delicada: se sentían rachas muy potentes que podían llegar a los cincuenta kilómetros por hora, pero realmente en algunas zonas del campo no se sentía el riesgo inminente de suspensión. No en un British Open, donde desde luego no hay remilgos al respecto y se apura al máximo. En todo caso, una situación muy compleja. El viento es siempre la situación más imprevisible y la que más quebraderos de cabeza da a la hora de decidir suspender o reanudar el juego, porque es posible que en una esquina del campo no afecte tanto y en otra se estén moviendo las bolas en los greenes.

Y eso es seguro: se han movido bolas en algunos greenes, porque en concreto la zona del hoyo 11 del Old course es mortal de necesidad. La bola de Louis Oosthuizen, por ejemplo, se movía sola un metro y medio justo antes de que la marcara. Brooks Koepka en el green del 11 ni siquiera podía marcar la bola porque se movía de repente y sin previo aviso y Dustin Johnson las ha pasado canutas en el green del hoyo14. Su putt volvía a salirse del green por la fuerza del viento. Los incrédulos y decepcionados por la suspensión deben (debemos) en todo caso quedarnos con algo: si alguien tiene experiencia en estos asuntos es el Royal & Ancient. En la anterior edición disputada en el Old course, la de 2010, ya se dio una suspensión por culpa del viento que levantó cierta polémica. Todo apunta a que el juego se reanudará a las seis, hora local, aunque aún no es oficial. Así mismo, tercera ronda se disputará el domingo y la última y definitiva ronda será el lunes. La última y única vez que el British acabó el lunes fue en 1988 y ganó Severiano Ballesteros.

La explicación oficial de la suspensión ha sido la siguiente: el R&A analizó la situación durante una hora antes del inicio del juego y se decidió que se podía empezar a las siete. Sin embargo, según aseguran los rectores del Open, justo a la siete se ha incrementado la intensidad del viento entre un diez y un quince por ciento…

A todo esto, la buena noticia es que Sergio García salvaba una situación comprometida en el green del 15, completando la recuperación tras un buen aprochito y un putt embocado de algo más de un metro. En el momento de la suspensión el español se encuentra situado en el green del 16, con un putt de unos ocho metros para birdie y el mismo acumulado de -3 (puesto 25º). Precisamente cuando el de Borriol estaba ya casi dispuesto a patear, el árbitro le detuvo ante la inminente suspensión.

Los que no deben estar muy contentos son todos los jugadores con la vuelta acabada y un acumulado total de +1, registro que aún está luchando por meterse en el corte, puesto que en media hora ganaban tres posiciones hasta llegar al puesto 81º y la suspensión frenaba la sangría. Lo tenían ya de por sí muy complicado (entran 70 y empatados contando los amateurs), pero si además no se juega con este viento fuerte, entonces están ya liquidados.

– See more at: http://www.ten-golf.es/es/especiales/open-championship-2015/19164-el-british-open-se-suspende-por-viento.html#sthash.Gm8LCrxB.dpuf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *