¿Cuánto cuesta ser golfista actualmente? Los profesionales responden

romero

La gran mayoría de las personas cree que ser golfista es una profesión reservada a unos pocos que poseen los recursos necesarios para financiar una carrera plagada de gastos.

Sin embargo, al igual que en otros deportes individuales, muchos de los que deciden hacerse profesionales del golf no necesariamente vienen de familias llenas de recursos económicos.

“Hay quienes no tienen nada de dinero, que en la mayoria de los casos son jugadores que están empezando o no han podido sobresalir”, cuenta el venezolano Diego Larrazábal a Golf Channel Latin America.

Para el oriundo de Caracas, que remató en el lugar 42 del Tour de las Américas en 2011, a veces es difícil sacar una cuenta de la cantidad de dinero que se gasta, ya que también hay muchos ingresos que no son fijos o estables.

“Hay jugadores quienes dan clases para conseguir dinero, hay algunos que cargan maletas en los clubes, hay quienes los ayuda su familia. Otros trabajan en cualquier otra cosa para sumar dinero y poder ir a los torneos”, agrega Larrazábal.

Para el profesional de golf, el éxito dicta el financiamiento. Un jugador del TLA no gasta lo mismo que uno del European o PGA Tour, ya que son menos viajes, hospedaje y torneos, pero igualmente no disfruta de los suculentos premios que otorgan las giras más importantes del mundo.

Es necesario considerar que para llegar a disputar los circuitos más importantes del mundo se necesitan buenos resultados, lo que por defecto trae más ayuda en dinero, auspicios y equipamiento.

Sergio Supertino, manager del argentino Andrés Romero, cuenta la experiencia con su representado: “Al principio fue nuestra tarea, no solamente organizarle la carrera, sino brindarle el apoyo financiero que necesitó hasta que pudo autofinanciarse”.

Romero consiguió insertarse rápidamente en el European y PGA Tour, triunfando en ambos circuitos. Estos títulos hicieron que los auspiciadores se interesaran en patrocinarlo, cubriendo los gastos de su carrera durante los últimos años.

 

¿Cuánto dinero gasta un profesional en un año?

La inversión anual de un golfista profesional varía por la cantidad de torneos que decida jugar y los lujos que decida (o pueda) tomarse, según sus propios protagonistas.

“Un jugador del PGA Tour gasta aproximádamente unos 80 mil dólares al año en promedio en viajes, alojamiento, comidas, traslados, caddie y otros gastos”, cuenta Supertino.

El paraguayo Marco Ruiz, de larga experiencia en el European Tour, también desglosa los gastos de un golfista que busca hacer carrera en el Viejo Continente.

“Acá en Europa, en promedio, se gastan unos 30 a 60 mil euros al año (38 a 76 mil dólares), depende de los torneos que juegues y los lugares donde decidas viajar”, relata el guaraní.

Ruiz detalla los gastos semanales que tiene un golfista tradicionalmente, en el caso que no esté auspiciado o no se aloje donde algún amigo o familiar: “Los hoteles cuestan de 300 a 400 euros si compartes pieza, 400 a 1000 euros la semana si estás solo. Súmale (pagarle) alcaddie de 800 a 1.200 euros por semana, además de un porcentaje del premio”.

Larrazábal, por su parte, también comenta otro caso que se da bastante en Sudamérica para financiar carreras: la presencia de “padrinos golfísticos”.

“Hay jugadores que se consiguen un ‘padrino’, que les paga todos los gastos. Ellos deben devolverle al ‘padrino’, en caso de ganar algo importante, el 70 por ciento de las ganancias, previo pago de lo inicialmente prestado. Este es el caso de muchos jugadores argentinos”, cuenta el venezolano.

Actualmente un golfista del European y PGA Tour solo necesita retener su tarjeta para obtener ganancias que hagan más que viable su carrera. Si bien la inversión que se requiere para viajar y jugar es superior a la de otras épocas, el incremento de los premios ha sido bastante mayor que el de los gastos en los últimos años.

“No es lo mismo quedar quinto en un torneo TLA que en el European Tour, económicamente hablando. Obviamente se gasta mucho más en Europa, pero también los premios son mucho mejores”, reflexiona Larrazábal, quien actualmente recibe apoyo económico de la empresa Acushnet Company en Venezuela.

Como conclusión, para ser golfista profesional se debe contar con apoyo, recursos o ingenio. Lo bueno es que los millonarios contratos con cadenas televisivas y el aumento de los auspiciadores en los torneos, han hecho de este deporte una potencial mina de oro para quienes alcanzan el éxito. (Golf Channel)

 

Chicho Peñate

Deja un comentario